sábado, 24 de enero de 2015

Gigantes se colocan a un paso de la corona en Béisbol dominicano.

Los Gigantes del Cibao se colocaron a un paso de lograr la corona en el torneo de béisbol local, tras su victoria del viernes, 1-0, sobre las Estrellas de Oriente, en el estadio Julián Javier.
La carrera llegó por jonrón del jardinero Carlos Peguero, en el sexto capítulo, para alborotar a seis mil hinchas que acudieron al Julián Javier, en la nordestana San Francisco de Macorís. Su batazo se produjo contra el relevista derecho Randy Boone, quien cargó con la derrota. La decisión de dejarle a Boone al zurdo Peguero resultó un tanto extraña, ya que el dirigente verde, Dean Treanor, sabía el riesgo que asumía contra el poderoso bateador.
“Estaba tratando de lograr un buen lanzamiento de afuera hacia adentro, y, por suerte, lo conseguí, pero tenemos que seguir jugando fuerte”, dijo Peguero, luego del partido. El lanzador ganador fue el importado Robert Carson (1-0), en rol de relevo, quien fue parte de cinco “apagafuegos” que utilizó el dirigente de la tropa local, Audo Vicente.
El cerrador Ramón Ramírez lanzó el noveno sin problema para su segundo rescate de la serie, pactada al mejor de cinco. El buen pitcheo fue el punto luminoso, ya que los abridores de ambos conjuntos realizaron una excelente labor monticular. Los ganadores pegaron siete “indiscutibles”, mientras los visitantes apenas ligaron tres. El boricua Giovanni Soto, quien inició por los Gigantes, lanzó cinco episodios y dos tercios en blanco, permitió tres “imparables”, otorgó tres boletos y abanicó a siete.
De su lado, el estadounidense Eric Berger tiró cuatro y un tercio sin carreras, le pegaron cinco “indiscutibles”, otorgó un boleto y abanicó a cuatro. Los Gigantes, que dominan la serie 4-2, se colocaron a un juego de conquistar su primer título, desde que debutaron en la liga hace 18 años. La tropa perdedora ha caído en los últimos cuatro encuentros de la serie, tras ganar los primeros dos de manera convincente.
En su seguidilla de cuatro derrotas, han anotado solo cuatro carreras, en cuyos fracasos han sufrido dos blanquedas. Las Estrellas, que no logran una corona hace 47 años, están obligadas a ganar los encuentros que restan. El séptimo juego se disputará este sábado en el Tetelo Vargas, en la ciudad de San Pedro de Macorís (este), donde tratarán de mantener viva la serie, en su rol de local. 



Fuente: El Nacional

0 comentarios:

Publicar un comentario