Lo Último

Anthony Ríos en sus aguas




Hace 22 años que Anthony Ríos decidió alejarse del bullicio de la ciudad, vivir en medio de la vegetación y con el sonido del correr del río que le pasa cerca a su cabaña de tres pisos, en donde no impera el lujo, pero sí la comodidad que se necesita en estos tiempos modernos. Así es que disfruta la vida el querido cantautor dominicano. 
Allí goza del cariño de sus amigos que le visitan a cualquier hora del día, de sus fieles emplelados a los que trata como familia, y estos le obedecen y cuidan con celo. Pero su mejor compañía es la de su actual pareja, Ana Julia de la Rosa, de 34 años de edad y oriunda de La Romana. 
En esta etapa que la vida le ha puesto de frente el resultado del paso de los años bien vividos, Anthony tiene el privilegio de compartir al lado de una mujer a la que ama, y contar con la suerte de tener una pareja que lo cuida con adoración, quien siente un gran amor por él.
Anthony y Ana Julia también tienen su historia de amor, la que comenzó hace dos años durante un viaje a Cuba. 
“Su hija Carolina y yo somos muy amigas, y yo fui parte de un tour, que ella organizó a Cuba. Carolina me había hablado de su papá, pero yo realmente no conocía exactamente de quién se trataba, hasta que lo vi en el aeropuerto”, relató Ana Julia.
Durante el viaje se armó una apuesta entre Anthnoy y un amigo, la que consistía en que el artista conquistaría a Ana Julia. 
“Estuve al tanto de la apuesta, la que asumí como una broma, pero Anthony me conquistó”, admitió.  La joven reveló que cometió el error de dejarlo hablar y ella escuchar. Y es que él tiene fama de poeta, de ser gran conquistador y un amante empedernido de las mujeres.
Refugiado en su paraíso
Florianny Jiménez, una hermosa niña de tres años, es la hija número 26 de Anthony Ríos. A ella la concibió antes de iniciar su relación con Ana Julia. Es asidua visitante a la casa de campo de su papá y allí comparte con los empleados, los perros Barako, Obama, Garufa y el gato Aguiló. 
El nombre de Florianny es el derivado de Florián (verdadero nombre de Anthony). La niña  es súper simpática y recibe los cuidos de Ana Julia como si esta fuera su verdadera madre. De solo verla, Anthony se derrite por la pequeña, a la que también llama “Chikungunya”. 
Recluido en su casa, cuando no tiene presentaciones, Anthony vive tiempo de calidad. A pesar de que lleva un tratamiento médico, no se cohíbe de comer a su gusto, arroz con habichuelas verdes, bacalao, aguacate, tomate y una variedad de víveres. Eso comió el domingo. Para tomar, gusta de un buen vino y mucha agua. Un baño en el río Mana de Haina, el que queda al detrás de su casa,  es parte de su diario vivir.
“Ya Anthony está muy bien de salud. Su corazón ya no tiene problemas y puede comer lo que le plazca”, asegura su mánager Raphy D¥Oleo. 
Al llegar la noche del domingo, Anthony preparó para sus invitados un karaoke en el que cantó románticas baladas y boleros.
Su hija Carolina, la que el mismo Anthony ha proclamado como a su favorita, llegó con su esposo y amigos íntimos tampoco faltaron.
Anthony y Carolina tienen una relación de complicidad que lo demuestran hasta cuando cantan juntos. “Me muero de pena cuando me ha tocado cantar en un escenario junto a mi papá”, confesó.






fuente: listin diario

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

A Tiempo Digital Designed by Templateism.com Copyright © 2017

Todo los Derechos reservados 2012. Con tecnología de Blogger.