Las mujeres que no pudieron salvar a Gadafi - A Tiempo Digital

Full Width CSS

test banner

jueves, 27 de octubre de 2011

Las mujeres que no pudieron salvar a Gadafi

 
Se les conocía como la "Guardia Amazónica" e integraban su verdadero círculo de confianza, cuidándole en todo momento. Esas curiosas guardaespaldas ivan ataviadas con uniforme militar, además un maquillaje profuso y llamativo. Por norma general eran voluptuosas. -


 
Habitualmente, el fenecido dictador libio Muamar el Gadafi se movía por el mundo rodeado de un nutrido séquito: unas 300 personas que se ocupan de todas sus necesidades, de seguridad y personales. Pero siempre llamaba la atención un pequeño detalle: el séquito de mujeres, voluptuosas y con atuendo militar que le rodeaban. Era medio centenar y no pasaban desapercibidas.
Se les conocía como la "Guardia Amazónica" e integraban su verdadero círculo de confianza, cuidándole en todo momento. Esas curiosas guardaespaldas ivan ataviadas con uniforme militar, además un maquillaje profuso y llamativo. Por norma general eran voluptuosas.
La misión de esta curiosa guardia personal estaba clara: proteger la vida de Gadafi, por encima de la suya propia. Así lo hicieron en 1998, cuando una de ellas murió por proteger la vida del sátrapa durante una emboscada.
Ellas recibieron una estricta formación militar, y son expertas en el acto de combate. Gadafi creó en 1979 una Academia Militar de Mujeres, ex profeso para la creación de este cuerpo.
Entonces, vendió el anuncio como una posibilidad de emancipación de la mujer para las libias. La cieneasta Rania Ajami filmó un documental sobre estas mujeres que entregaban su vida por un dictador, en el que muchas de ellas explicaron su motivación para convertirse en los "ángeles de la guardia" de Gadafi.

Muchas de ellas llegaron allí, simplemente buscando la libertad que no encontraban en una sociedad profundamente patriarcal y machista como la islámica. Ajami recabó testimonios de toda clase, pero sobre todo barrió tópicos: la rumorología decía que Gadafi exigía que las mujeres fueran vírgenes, pero el documental refleja a mujeres que además de soldados personales, son madres y esposas de sus propias familias.
La especulación en torno a estas mujeres que siempre acompañaban a Gadafi existe desde el mismo momento de su creación. El líder libio no tenía necesidad de justificar otras de sus excentricidades, lo que dio pie a mil rumores basados fundamentalmente en los supuestos favores sexuales que ellas le dispensarían.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Bottom Ad

Responsive Ads Here