About Me

header ads

Detenido por sincero: acude a la Policía a denunciar que le habían robado droga

Fue arrestado tras detallar, sin tapujos, que unos ladrones se habían llevado droga de su casa, en la que él mismo cultivaba marihuana

Los policías que le atendieron no salían de su asombro: un hombre de 40 años se plantó ante la zaragozana Comisaría de Delicias de la Policía Nacional y, sin tapujos, les indicó que iba a interponer una denuncia porque habían entrado a su casa a robar y, entre otras cosas, se le habían llevado una abudante cantidad de droga. De marihuana exactamente, para más señas. Dijo que calculaba que le habían robado aproximadamente medio kilo, además de un ordenador portátil y una escopeta de aire comprimido.
Evidentemente, los policías nacionales que le atendieron procedieron a su detención de inmediato. Lo que él testificó como denunciante acabó siendo una confesión en su contra. Los agentes, previa autorización judicial, se desplazaron hasta la vivienda de este individuo. En el registro comprobaron que en su piso se cultivaba marihuana y había considerable material para su cultivo y recolección: botes y garrafas de fertilizante, maceteros, lámparas, tubos, cables y un armario secador de grandes dimensiones.
Por si hubiera pocas pruebas contra él, resulta que encima la Policía parece haber dado con los presuntos autores del robo. Y no era medio kilo de marihuana lo que tenían en su poder, sino bastante más: 800 gramos.
Fue el pasado fin de semana cuando se produjo el robo en la vivienda de quien denunció y ha acabado detenido. El piso está en la calle Lince. Y justo cuando tuvo lugar el robo fue avisada la Policía, porque alguien había visto cómo unos extraños habían colocado una escalera por la fachada, habían entrado por una ventana y se llevaban diversos objetos. Una patrulla dio con los sospechosos horas después. Los encontró en el interior de un coche. Eran tres personas y en su interior había 800 gramos de marihuana, un ordenador portátil y una escopeta de aire comprimido. Ellos fueron detenidos por un presunto delito de robo con fuerza. Su sincera víctima, que denunció los hechos, ha acabado también imputado por un presunto delito contra la salud pública.

Publicar un comentario

0 Comentarios