About Me

header ads

Nueva York.- Falsa cirujana dominicana mata una compatriota en Nueva York

Julia Garcia Polanco
Julia García Polanco, una falsa cirujana dominicana inyectó una sobredosis de la potente anestesia Lidocaína, utilizada para adormecer áreas del cuerpo adoloridas y algunas variedades usada por los veterinarios para tratar animales. La víctima, Minerva Rodríguez murió poco después en el hospital San Barnabás de El Bronx.
La Lidocaína se la inyectó en los glúteos (nalgas) a Rodríguez, quien había acudido a la impostora en busca de que le aumentara el tamaño de las nalgas.
Desde febrero de este año cuando estuvo en la “clínica” de Polanco, la fallecida, comenzó a sentirse fuertes dolores y vomitaba incontrolablemente.
Aunque los médicos del referido nosocomio, la operaron se quedó en el procedimiento muriendo horas después de estar en el quirófano.
El dictamen del médico forense fue emitido en abril y el acta de defunción sostiene que la señora Rodríguez “murió a causa de una intoxicación aguda por inyección de Lidocaína”.
El medicamento, es usado por los médicos para adormecer las áreas que van a ser operadas, pero el forense calificó de homicidio la muerte de Rodríguez debido a que Polanco no tiene licencia del estado de Nueva York para ejercer la medicina y muchos menos hacer cirugías.
El doctor Paul H. Rosenberg, cirujano plástico graduado dijo que hasta 50 miligramos que se le inyecte a cualquier paciente, es suficiente para matar una persona.
“Incluso, una cantidad menor lo haría”, añadió el especialista.
El doctor Rosenberg que ejerce por más de 20 años explicó que la mayoría de sus pacientes llegan donde él para que les repare las cirugías plásticas fallidas.
Una fuente de la investigación dijo que Rodríguez tenía 12 incisiones en las nalgas, una cantidad exagerada para aumentar los glúteos.
“Todo el aumento de las nalgas se puede lograr con una sola incisión, cuando yo hago la cirugía. Otros colegas lo hacen con dos y tres, pero nunca más de ahí”, explica el doctor Rosenberg.
“Nunca había oído hablar de 12 incisiones, especialmente a ningún médico con licencia”, expresó el galeno.
Dijo que en la mayoría de los casos, los impostores convencen a las interesadas de que ese es un procedimiento que generalmente se usa en sus países de origen, en este caso, la República Dominicana.
Los investigadores no dejaron en claro si ya Polanco de 57 años de edad ha sido arrestada o escapó de las autoridades, pero un hijo suyo que se identificó como Luis y que estaba en el apartamento que servía de “clínica” habló por su madre, explicando que había desaparecido desde la muerte de Rodríguez y la familia no ha vuelto a saber de ella desde entonces.
Dijo que la acusada tiene una licencia, pero no supo explicar el tipo de autorización o si es de Estados Unidos o la República Dominicana.
Frascos de Lidocaína, jeringuillas y agujas fueron confiscados por los investigadores en el apartamento de Polanco.
El joven dijo que su madre cobraba miles de dólares por las “operaciones” que les hacía a las mujeres.
Detalló que su mamá llevaba décadas haciendo el mismo “trabajo” en la República Dominicana.
El viudo de Rodríguez, Marciano Ramírez quien estuvo casado con ella durante 45 años y ahora vive solo en un apartamento del Alto Manhattan reclamó que la sospechosa sea llevada a la justicia a brevedad para que responda por el crimen.
“No sé lo que le hicieron, ella fue a un apartamento de El Bronx para aumentarse las nalgas, parece que le inyectaron algo venenoso”, dijo el viudo.
Sostuvo que las autoridades deben capturarla “para que no siga andando por ahí y matando a más mujeres”.




fuente: ensegundos.net

Publicar un comentario

0 Comentarios