About Me

header ads

SANTO DOMINGO.- Bryan siempre ora por los niños sin alimentos


 
El estudiante de séptimo grado Bryan Zaro Troncoso es muy querido entre sus compañeros de la escuela Fray Ramón Pané, ubicada en los Jardines del Norte, adonde se traslada desde Cristo Rey.

Orar antes de almorzar para que Dios “lo haga” un hombre de bien en el mañana y por los niños que no tienen alimentos, es una costumbre del estudiante Bryan Zaro Troncoso, de 12 años de edad.

El estudiante de séptimo curso de la escuela Fray Ramón Pané, en el sector Jardines del Norte, llamó la atención de reporteros del LISTÍN DIARIO cuando se detuvo a bendecir el almuerzo que inició este lunes el Gobierno en 570 escuelas que funcionan bajo la modalidad de jornada extendida. 

Bryan, quien es calificado como “un cerebrito” por sus profesores y compañeros de curso, dijo que aprendió a orar con su abuela materna, Juana Troncoso, quien le inculcó los conocimientos básicos del cristianismo, los cuales reforzó con el catecismo y la confirmación. 

“Siempre oro por los niños que les faltan los alimentos, bendecir las manos que los prepararon y que me ayude a seguir portándome bien y a ser un hombre de bien en el mañana”, son algunas de las plegarias que eleva Bryan al Todopoderoso antes de almorzar.

Es el mayor de tres hermanos y cada día se traslada de Cristo Rey a la escuela Fray Ramón Pané de los Jardines del Norte en un transporte privado.

“Los domingos cuando hacemos algún encuentro familiar, si a los mayores se les pasa yo les pido hacer la oración, entonces nos tomamos de las manos y comenzamos a orar”, cuenta Bryan, quien forma parte del programa “Educación Para Pensar”, que coordina el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec), el Ministerio de Educación y el Teacher College de la Universidad de Columbia en Nueva York. Se desarrolla en la escuela Fray Ramón Pané y está dirigido a estudiantes sobresalientes con un índice sobre los 85 puntos. 

Su profesora de Sociales y Formación Humana, Rosa Julia Mancebo, lo define como un estudiante excelente (1-A), que siempre se mantiene investigando y puede emitir una opinión lógica y coherente de cualquier tema social.

“Él marca la diferencia dentro del curso, es un niño muy respetuoso, con una conducta intachable, y asombra cuando tiene que resolver un concflicto”, dijo la educadora, tras señalar que el año pasado fue el presidente de su curso.

Dijo que su madre, María Isabel Troncoso, es muy colaboradora y demuestra ser muy organizada, lo que dijo influye en el rendimiento de los estudiantes. 











fuente: listin diario

Publicar un comentario

0 Comentarios