About Me

header ads

Tribunal conocerá apelación contra libertad de hombre al que ocuparon casi 500 mil dólares

LOS JUECES DE LA PRIMERA SALA PENAL DE LA CORTE DE APELACIÓN DEL DISTRITO NACIONAL FUERON APODERADO DE UN RECURSO



Los jueces de la Primera Sala Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, fueron apoderado de un recurso de apelación interpuesto en contra de la decisión del juez de Atención Permanente, que dejó en libertad al comerciante y sargento de la Policía Nacional, Eduardo Andrés Massanet Martínez, a quien se le ocupó casi medio millón de dólares en el interior de su vehículo.
El tribunal, que preside el magistrado Eduardo Sánchez Ortiz fue apoderado del caso por el presidente de la Cámaras Penales de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, Julio César Cano Alfau, mediante el sorteo aleatorio computarizado.
Se recuerda que la fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso presentó el recurso de apelación contra la resolución número 668-2014-0455, emitida por juez de  Atención Permanente, José Alejandro Vargas, quien ordenó la libertad pura y simple de Massanet Martínez,  sin la imposición de medida de coerción, quien es acusado de lavado de activos provenientes del tráfico ilícito de drogas y sustancias controladas.
En el referido recurso el ministerio público pide que sea revocada la decisión del juez de la instrucción por falta de fundamentos y errónea aplicación de la ley, y que sea impuesta la medida de coerción consistente en un año de prisión preventiva en contra del imputado por ser la medida que se corresponde con la gravedad de los hechos.
Aduce que el juez no valoró la conducta del imputado de conformidad a lo que establecen los hechos ni en coherencia con la valoración armónica de las pruebas, ya que si hubiera tomado en cuenta que el imputado se desplazaba en un vehículo de lujo con una alta suma de dinero, unido a la interceptación de llamadas telefónicas en las que se escucha hablar sobre transacciones, que se pueden establecer son del narcotráfico, además de que ingresó a las filas de la Policía para facilitar sus actividades en el mundo del narcotráfico, otra hubiera sido la decisión.
Señala además la fiscal Berenice Reynoso que el tribunal se contradice porque por un lado establece que no hay tipicidad y que por ende no procede la imposición de ninguna medida, pero por otro deja establecido que el imputado promete asistir a todos los actos del procedimiento, resultando esto ilógico ya que según el juzgador no hay tipo penal.
Sin embargo, el juez Vargas justifica su decisión de dejar en libertad al comerciante, bajo el alegato de que el dinero que se le ocupó en momento de su apresamiento, no constituye infracción penal en República Dominicana, además de que las transacciones telefónicas practicadas con autorización judicial al imputado no pueden deducirse consecuencias que lo vinculen con una red de narcotráfico.
En la audiencia, el imputado admitió que ciertamente se le ocupo el dinero en la parte trasera del asiento del chofer del vehículo Porsche, modelo Cayenne, color blanco, del 2014, en la calle Hermanos Pinzón próximo a la avenida Teniente Amado García, del sector de Villa Consuelo.
Sin embargo, sostiene que el mismo es producto de su negocio de venta de ropas y calzados, y que tiene la factura de la compra de los dólares en los bancos, así como las pruebas de las importaciones de su compañía verificada por la Dirección General de Aduanas, cuyas mercancías proviene de Panamá y de China.




fuente: listin diario

Publicar un comentario

0 Comentarios