About Me

header ads

NECESARIA APROBACION LEY DE PARTIDOS


En el Congreso Nacional cursa un proyecto de Ley  de Agrupaciones y  Partidos Políticos, el cual había sido supuestamente consensuado  en el año 1999, por dirigentes políticos y  miembros de la llamada sociedad civil en el marco de la Comisión Presidencial para Reforma del Estado (COPRE), transformada luego en el Consejo Nacional de Reforma del Estado (CONARE), de ser promulgada esta ley, los partidos políticos entrarán en una nueva etapa, donde los dirigentes, miembros y militantes tendrán que someterse  a un riguroso sistema que no permitirá  el clientelismo y las imposiciones  en las diferentes candidaturas Municipales, Congresuales y las propias presidenciales. 

La pieza que está en discusión o estudio en una comisión bicameral, tiene a cargo  esa importante iniciativa que contribuirá  al mejoramiento del sistema de partidos políticos de la República Dominicana. La propuesta de  Ley es positiva, necesaria y contribuye al fortalecimiento de los mismos.

Este proyecto de ley contempla entre otras cosas que los partidos mayoritarios se reserven al menos el 15% de las candidaturas para las alianzas con otras organizaciones, con esto se busca evitar el transfuguismo de los miembros  y dirigentes políticos, estableciendo límite  a las  campañas proselitistas, fiscalizando los recursos que reciben los partidos con sus candidatos.

En caso de no sufrir  modificaciones esta pieza establecerá  en su artículo 80 que perderían la personería jurídica los partidos o agrupaciones políticas que no retengan por lo menos uno de los requisitos en ese acápite, entre los que figuran el no haber obtenido representación congresual o municipal en las últimas elecciones congresuales y municipales”. Podrían también perder esa calidad aquellos que no alcancen por lo menos un 2% de los votos emitidos en las ultimas elecciones presidenciales, congresuales y municipales.

Es digna de valoración la referida normativa, pues dotará al país de un marco jurídico  que romperá con el monopolio y forma de acceder a las candidaturas hasta ahora en manos exclusivas de los partidos políticos, el control y erradicación como ya hemos dicho del clientelismo y las reservas de las candidaturas en manos de la cúpula de los partidos.

Según la preponderancia de esta nueva norma, ayudaría a evitar las tantas impugnaciones que se originan a lo interno de los partidos, cuando  se realizan las primarias y luego son excluidos los ganadores, para darle paso a los acuerdos de aposento y  a las alianzas, desconociendo el triunfo de los dirigentes, que en ocasiones se ven  obligados a irse a otra organización política  por sus exclusiones. Esta evitara los sobornos y dadivas para obtener votos, así como  despojo de candidaturas ganadas en las primarias.

Con esta nueva disposición legal, “Se prohíbe todo género de abuso y beneficio de los recursos del estado, del gobierno central o de las instituciones descentralizadas incluyendo los ayuntamientos, prohibiendo las inauguraciones de obras en los seis meses anteriores a las elecciones”.  
Otros planteamientos fundamentales que tendrá: reafirmará la cuota legal del 33% de las candidaturas para las mujeres, la dirección de los  partidos debe renovarse a mas tardar cada 4 años, prohíbe despojar a un ganador de candidatura y condena la imposición de cuotas a empleados públicos y privados, entre otras.
Las necesidades de los partidos políticos en los sistemas democráticos son innegables, pues mediante la referida  ley  se garantizará  la participación de sus miembros, el pluralismo y el ejercicio  de  elegir y ser elegido internamente de forma  democrática.


Esta pieza legislativa no tendrá su aprobación sino existe la voluntad política necesaria de los principales partidos políticos,  que se interesen en continuar consensuando este proyecto de ley, para que nuestro país tenga un marco legal que reglamente a lo interno los partidos políticos. Pues lo que ha dificultado que el proyecto de Ley de partidos políticos se haya dilatado 11 años se debe a la falta de voluntad política existente.

Publicar un comentario

0 Comentarios