La depresión avanza hacia la segunda causa de discapacidad mundial - A Tiempo Digital

Breaking

PUBLICIDAD INDOTEL 1

lunes, 29 de septiembre de 2014

La depresión avanza hacia la segunda causa de discapacidad mundial


Sentirse abatido y cansado, tener baja autoestima, problemas de concentración, perder el apetito y el deseo sexual, padecer alteraciones del sueño, y experimentar cuadros de ansiedad, son algunos de los síntomas que sufren las personas con diagnóstico de depresión, según la más reciente Encuesta Mundial de Salud Mental. Cuando estas manifestaciones de la enfermedad se vuelven crónicas y recurrentes, pueden impactar la calidad de vida de las personas y su capacidad para desempeñar tareas cotidianas.

La depresión es una causa de incapacidad importante para hombres y mujeres, la carga de esta enfermedad es un 50% mayor en las mujeres, sin importar su nivel socioeconómico. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, de mantenerse el número de casos reportados actuales, la enfermedad se convertirá en la segunda causa de discapacidad a nivel mundial en el 2020.

Hasta hace una década, la depresión era considerada una enfermedad psicológica, sin embargo recientes estudios demostraron que tiene su origen en una alteración de algunas sustancias químicas en el cerebro, como la serotonina, norepinefrina y dopamina, las cuales juegan un papel muy importante en mantener la estabilidad del estado de ánimo.

Cuando se produce un desequilibrio en la producción de estas sustancias, aparece la depresión y si ésta se vuelve crónica, el sistema nervioso central sufre cambios dramáticos que alteran la función del cerebro y son capaces de disminuir la cantidad de neuronas que son las células encargadas de la recepción y envío de estímulos a través del sistema nervioso.

Esto produce, por ejemplo, que el paciente que tiene un desequilibrio en la producción de serotonina pierda el deseo sexual, el apetito y tenga alteraciones del sueño. Quienes sufren el desequilibrio en producción de norepinefrina  reportan tener poca energía, se sienten tristes, cansados y ansiosos. Por su parte, a quienes se les altera la función de la dopamina, pierden el interés por realizar actividades cotidianas y siente culpa 

Algunos factores de riesgo como el género, bajo nivel educativo, la genética y episodios o situaciones difíciles como el divorcio o la muerte, pueden aumentar la probabilidad de sufrir depresión. La Organización Mundial de la Salud reporta que en un 50% de los casos, la depresión no se trata adecuadamente

La depresión es una enfermedad real que requiere tratamiento. Por esta razón, el nuevo abordaje de este padecimiento está enfocado en recuperar el desequilibrio en la producción y función de la serotonina, norepinefrina y dopamina, que son las sustancias químicas responsables del estado de ánimo.

De acuerdo con las guías canadienses para el tratamiento de los trastornos del estado de ánimo y ansiedad, la selección del antidepresivo debe ser individualizada basada en los factores clínicos incluyendo el perfil de los síntomas, comorbilidad, perfil de tolerabilidad, respuesta previa, potencial de interacciones médicas, preferencia del paciente y el costo.

Para lograr esta meta, existen tratamientos como Pristiq® de Pfizer que ayuda a mejorar la calidad de vida de los pacientes al aumentar el nivel de serotonina y norepinefrina en el cerebro. Pristiq® es reconocido por su eficacia para tratar los síntomas físicos, emocionales y funcionales de la depresión ya que es  capaz de mejorar los síntomas ansiosos asociados a la depresión

Vivir con depresión puede ser agotador y muchas veces los sentimientos que se experimentan pueden generar derrotismo. Reconocer que estos sentimientos negativos son parte de la depresión es el primer paso hacia la recuperación.






fuente: nuevo diario

No hay comentarios.:

Publicar un comentario