About Me

header ads

Reglas básicas para enamorar por mensajes de texto o whatsapp


Chat
Aprender las reglas de etiqueta sobre el arte de textear o mandar mensajitos te podría llevar muy lejos en tus relaciones, así que checa estos tipsque te regala el portal Terra.com.
1. La ortografía. No podemos insistir lo suficiente en este punto. Resulta fundamental escribir “que” en vez de “k”, “tuvo” en vez de “tubo” y “haber” en vez de “aver”. Una falta de ortografía (sí, acentos incluidos) puede quitarle todo mérito a tus palabras y quitarle mucho prestigio a tu persona. Nunca está demás demostrar que sí sabes escribir – y hablar – bien.
2. Restríngete de escribir biblias. Si no lo puedes tweetear en 140 caracteres es mejor que no lo mandes. Las biblias explicando tus sentimientos y preocupaciones no son tan cool y se prestan a malentendidos. Mejor platíquenlo en persona y limítate a tener conversaciones casuales (o sexys) por mensajes.
3. No hay que reírse tanto. Este punto es un tanto amargado, pero es que no hay necesidad de poner “jajajajaja” cada que expresas tu opinión porque denota inseguridad.
4. Pensar antes de escribir. Una de las maravillas de textear es que te da tiempo de meditar qué contestar. No te precipites, si no sabes que decir siempre estarán las excusas infalibles de “dejé el celular en mi casa” o “la señal estaba pésima”. Nada más no abuses. ¡Ah! Y sobre la temida palomita de Whatsapp… no porque salga doble significa que lo ha leído, más bien quiere decir que oficialmente le llegó la notificación. Ya si lo desbloqueó y lo vio es otra cosa.
5. Di no a la obsesión. Ok, la última vez que se conectó fue a las 10:48 pm y son las 11:36 pm y no te ha contestado. Tranquila, quizá no sabe qué decir aún (está aplicando la #4), está ocupado o simplemente no quiere contestar. Tu reacción ante esto: actuar casual. No hay nada menos atractivo que empezar una relación de flirteo como la novia psicópata. Que se tome su tiempo. Total, capaz que para cuando se decida tú ya perdiste el interés.
6. Evita bombardearlo.  Si pasan 5 minutos y no te ha contestado, no es que se esté haciendo el interesante, quizá está viendo la tele y no quiere levantarse a agarrar el celular. Lo mejor es parar al primer mensaje. Cuando mucho puedes mandar el segundo (con una pregunta casual y bien planeada) pero hasta ahí. ¡No le pongas todo tan fácil!
7. El factor “R-rated”. Ten mucho cuidado a quién le mandas fotos, y con quién compartes intimidades. Si apenas se están conociendo, no te arriesgues. Si aun así insistes en mandarle esa foto, que tu cara no aparezca.
8. Recuerda: conversaciones, no entrevistas. ¿A qué nos referimos? A que si en la conversación tú asumes el rol de entrevistadora y por ende tu ligue el del entrevistado, te perjudicas, porque pierdes el poder de saber si tu galán en verdad está interesado o solo te está haciendo el favor de contestarte. Dale espacio para que te lo demuestre y también se demuestre interés por ti.
Ejemplo de cómo SÍ debes llevar la conversación (con un buen resultado):
Tú: ¿Cómo estuvo la fiesta?
Él: ¡Increíble!
Tú: (No dices nada)
Él: ¿Y cómo estuvo tu noche? (¡Felicidades, lo lograste!)
Ejemplo de cómo NO debes llevar la conversación:
Tú: ¿Cómo estuvo la fiesta?
Él: ¡Increíble!
Tú: ¿En serio? ¿Y salieron después?
Él: Sí, nos fuimos a otro lugar.
Tú: ¡Súper! ¿A dónde?
¡Detente! ¿A poco no, cuando lo ves desde fuera se ve terrible? Mejor platica con el que sí quiere saber más de ti. Si así es ahora contigo, después no pidas que muestre interés en otras cosas.


fuente: hoy

Publicar un comentario

0 Comentarios